Uno de cada cuatro trabajadores tiene un empleo a tiempo parcial o fijo discontinuo, igual que antes de la reforma laboral

La proporción de indefinidos a tiempo completo ha crecido hasta el 57% a costa de la reducción de temporales Leer