Xi llama a la unidad de Oriente Medio para romper barreras y lograr la paz

El presidente chino, Xi Jinping, habla en una rueda de prensa en Shanghai (China). EFE/Archivo

Pekín, 10 jul (EFE).- El presidente chino, Xi Jinping, llamó hoy a la unidad de Oriente Medio y abogó por resolver los “malentendidos” que dividen a sus países a través de diálogo para poder romper las barreras que dificultan la paz.

“Oriente Medio se enfrenta a la tarea urgente de eliminar las barreras para lograr la paz”, afirmó el presidente chino frente a representantes de 21 países árabes que participan en Pekín del Foro de Cooperación entre China y los Estados Árabes (CASCF).

En su discurso de apertura, Xi destacó que en los últimos cuatro años la cooperación entre China y los países árabes se ha intensificado para promover el desarrollo y la estabilidad.

“China está preparada para jugar un mayor papel para la paz y la estabilidad regional”, aseveró Xi, que reiteró la necesidad de resolver las divisiones existentes a través del diálogo y las negociaciones.

En concreto, el líder chino destacó la necesidad de abordar la situación que sufre Palestina y llamó a las partes a retomar “tan pronto como sea posible” conversaciones para lograr la paz y establecer nuevos mecanismos para trabajar en esta dirección.

“Debemos dar más apoyo concreto a los palestinos. En este contexto, quiero anunciar una ayuda de 100 millones de yuanes (unos 15.000 millones de dólares, 12.900 millones de euros) a Palestina para apoyar sus esfuerzos de crecimiento económico y apoyar a su población”, anunció Xi.

También China ofrecerá asistencia a Palestina y a los organismos de las Naciones Unidas pertinentes para apoyar a los refugiados palestinos, añadió el mandatario.

En esta octava edición del CASCF, China busca mejorar su presencia en una región que ofrece mucho potencial para la segunda economía mundial a través de la cooperación en el ámbito energético, las infraestructuras y el comercio.

En este sentido, Xi adelantó que durante el encuentro se firmará una declaración conjunta de acción para mejorar su cooperación en las llamadas Rutas de la Seda, un gran proyecto chino que busca construir infraestructuras de comunicaciones con el resto de Asia, África, Europa e incluso Latinoamérica.

“Esto marca nuevo punto de partida histórico de la asociación y cooperación chino-árabe”, destacó, ya que permitirá reforzar la alianza existente entre ambas partes.

También abogó por aumentar la cooperación energética, financiera e industrial.

“El mundo árabe tiene un ubicación estratégica y está bendecido con abundantes fuentes energéticas”, aseveró el líder chino.