Transportistas dicen que la circulación en Francia sigue sin normalizarse y piden la intervención del Gobierno español

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, durante su intervención en la presentación del sello conmemorativo “40 años de Constitución, 40 años de España”. EFE

Madrid, 5 dic (EFE).- Los transportistas reclaman la intervención del Ministerio de Fomento para que se normalice la circulación de camiones en Francia, donde persisten los bloqueos de carreteras, pese al anuncio del Gobierno galo de aplazar seis meses el aumento del impuesto sobre los combustibles.

La Confederación Española de Transporte de Mercancías (Cetm) ha enviado una carta al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, para pedir la intervención del Gobierno español ante su homólogo francés y las autoridades de la Unión Europea (UE) para exigirles “una actuación inmediata y contundente que permita que se normalice la situación en las carreteras francesas y se garantice, tal y como se establece en el Tratado de Schengen, la libertad de movimiento de personas y mercancías”.

El Ministerio de Fomento ha señalado hoy que, ante la relevancia de los problemas en las fronteras con Francia, el Gobierno envió el pasado 21 de noviembre notas tanto a su homólogo francés como a la Embajada de Francia en Madrid, instándoles a que adopten todas las medidas oportunas para garantizar con total seguridad la libre circulación de personas y mercancías.

Según Fomento, en la misma fecha, se solicitó a la Comisión Europea el mecanismo previsto en el reglamento de libre circulación de mercancías en la Unión Europea (Reglamento 2679/98, conocido comúnmente como “reglamento fresas”), de la que se recibió respuesta, asegurando haber contactado con las autoridades francesas y confiando en una pronta respuesta de las mismas.

La Cetm ha asegurado, en un comunicado, que, tras casi tres semanas sufriendo bloqueos tanto en las fronteras como en las principales carreteras de Francia, la situación no ha vuelto a la normalidad y persisten los cortes de circulación en ciertos puntos neurálgicos para el transporte internacional.

Además, lo que se inició como una protesta ciudadana -los denominados ‘chalecos amarillos’- contra la decisión del Gobierno francés de incrementar los impuestos de los combustibles, puede convertirse, a partir del próximo domingo 9 de diciembre, en una huelga indefinida convocada por los sindicatos de transporte franceses CGT y FO que reclaman incrementos salariales y cambios en el convenio colectivo del sector, advierte la patronal.

Esta situación “está generando graves daños económicos tanto para el sector del transporte como para el conjunto de la economía española, además de los correspondientes perjuicios para los conductores atrapados en los bloqueos y sus familias.

Por Francia circulan a diario más de 20.000 camiones españoles, cuya paralización representaría unas pérdidas de facturación para el sector del transporte de unos 12 millones de euros por jornada, ha recalcado la confederación. EFE

kot/may

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion