Retornados y residentes: La comunidad española en Ecuador que busca inserción

Así lo aseguraron los presidentes del Consejo de Residentes Españoles en Ecuador (CRE), José Miguel Díez (imagen), y de la Corporación Ecuatoriana de Movilidad Humana (Coremh), Blanca Ortiz, durante una jornada de diálogo que contó también con la colaboración de la Cancillería y de la Embajada de España. EFE/Archivo

Quito, 8 feb (EFE).- Los emigrantes ecuatorianos que han retornado al país y los españoles residentes en Ecuador han hermanado un plan conjunto que busca mejorar los niveles de reinserción de esta “comunidad española”.

Así lo aseguraron los presidentes del Consejo de Residentes Españoles en Ecuador (CRE), José Miguel Díez, y de la Corporación Ecuatoriana de Movilidad Humana (Coremh), Blanca Ortiz, durante una jornada de diálogo que contó también con la colaboración de la Cancillería y de la Embajada de España.

En el encuentro, efectuado este viernes, participaron más de medio centenar de representantes de colectivos de migrantes ecuatorianos retornados y de la comunidad de españoles residentes, quienes discutieron temas como la ley de movilidad humana.

También en las mesas de discusión se abordaron los capítulos sobre la homologación de títulos académicos, el Convenio Bilateral de Seguridad Social y los planes de retorno.

Para la presidenta del Coremh, el gran objetivo de este encuentro para los migrantes retornados es “tener una buena reinserción laboral, económica, social y política”, ya que muchas veces no se cumplen las normas y los beneficios para este sector.

Por ejemplo, dijo a Efe, muchos migrantes retornados que viven en provincias del interior deben acudir a ciudades como Quito y Guayaquil para realizar trámites que bien podrían hacerse en las jurisdicciones de residencia.

De lo que se trata, añadió Ortiz, es de “sensibilizar” a la población sobre la presencia de este colectivo que busca también contribuir con el desarrollo del país desde sus respectivas esferas.

Se lamentó de que el colectivo de emigrantes, pese a que su contribución con remesas ha llegado a ser el tercer rubro más importante de ingreso de divisas al país, no ha sido lo suficientemente “visibilizado” tras el retorno.

Muchas veces, afirmó, ha habido discriminación, incluso para los hijos de los migrantes retornados, que se quejan de incomprensión por parte de maestros y compañeros de clase, por el solo hecho de “tener un estilo diferente y otra mentalidad”.

“Aportamos antes y ahora, ya retornados, queremos aportar” más al país, añadió Ortiz al afirmar que ellos agradecen a los países que les acogieron y donde hubiesen pretendido permanecer, pero remarcó que “en el corazón del migrante está siempre el volver a la patria”.

Incluso aseguró que los migrantes retornados están dispuesto a volver a emigrar al extranjero ante la falta de oportunidades en el país, pese a los riesgos que conlleva.

Por ejemplo, para el Coremh “es doloroso saber que algún migrante va a cruzar la frontera (entre México y Estados Unidos) con toda esta política discriminatoria” aplicada por la Administración en Washington, dijo Ortiz.

De su lado, el presidente del Consejo de Residentes Españoles remarcó que la cita de hoy “no ha sido entre retornados españoles y españoles de origen; ha sido entre ciudadanía española, porque cualquiera que tiene pasaporte español, es español”.

En este encuentro, en que ha participado la “comunidad española” en Ecuador, se han analizado algunos de los inconvenientes que tiene el colectivo como la homologación de títulos, la seguridad social y la movilidad humana en cuanto al régimen sancionador, añadió Diez.

Recordó que la actual comunidad de españoles de origen que residen en Ecuador llegó al país a raíz de los años cuarenta del siglo pasado, pero que se afincó debido al lazo familiar creado por su conviviente de nacionalidad ecuatoriana.

Se trata de unidades familiares que “de alguna manera tenían un vínculo con Ecuador y eso les ha podido integrar”, sostuvo Diez al insistir en que “detrás de un ciudadano español de origen ha habido un conviviente, y es ese conviviente el que le ha integrado”.