Polémica en Perú por un árbitro que presuntamente favoreció a Universitario

En la imagen, el árbitro peruano Diego Haro (c). EFE/Archivo

Lima, 15 oct (EFE).- La polémica actuación del árbitro peruano Diego Haro en el partido entre Universitario y Unión Comercio, donde los cremas salieron de la zona de descenso gracias a un penalti muy discutible, continuó hoy generando controversia al conocerse que este no era el juez originalmente designado para este encuentro.

Haro no solo cobró el penalti que a la postre le dio el triunfo a Universitario por 2-1 este sábado sino que también expulsó con roja directa a los 84 minutos al delantero del Unión Comercio Reimond Manco por protestar airadamente tras una falta no señalada y mostró otras ocho tarjetas amarillas al conjunto visitante.

Sin embargo, Yovani Quevedo era el árbitro que originalmente había sido designado por la Comisión Nacional de Árbitros (Conar) para dirigir este encuentro, pero fue reemplazado por Haro cuatro días antes del cotejo.

Quevedo reconoció a la radio peruana Ovación que se sorprendió cuando le informaron que ya no arbitraría el partido de Universitario.

“Yo estaba programado y considero que todos los árbitros de Conar estamos en condiciones de dirigir cualquier partido del campeonato, pero uno solo tiene que acatar las decisiones que se toman y no hay vuelta que darle”, comentó Quevedo.

“Yo me encontraba bien y considero que tengo la capacidad necesaria para dirigir cualquier partido como lo tienen todos los árbitros que componen la Conar. Yo no estaba ni lesionado ni enfermo, simplemente fue una decisión de las autoridades y solo queda acatarla”, agregó.

En ese sentido, Manco, el jugador expulsado en ese partido, afirmó también a Ovación que el “repentino cambio” de árbitro “genera al menos suspicacias”.

“¿Acaso Quevedo no está capacitado para dirigir cualquier partido? La ‘U’ tiene excelentes jugadores y no necesita de ese tipo de ayuda”, manifestó Manco.

El delantero alegó que la reacción por la que fue expulsado se ve en todos los partidos y afirmó que “eso no lo cobran ni en el campeonato relámpago de Lurín” (un torneo de fútbol amateur de un distrito del sur de Lima).

Por su parte, Universitario explicó que había solicitado a la Conar designar un árbitro que hubiese participado en competiciones organizadas por la FIFA como señal de mayor garantía.

La petición fue cursada un día después del partido que Universitario ganó por 1-0 ante Sport Huancayo pero donde el club crema consideró que fue perjudicado por el árbitro Jesús Cartagena al no cobrar un penalti sobre el centrocampista venezolano Arquímedes Figuera.