Nueva York impedirá rebajar condenas en ataques por «pánico» a personas LGTBI

Con este cambio en la ley, los acusados ya no podrán tratar de reducir el cargo por asesinato basándose en el descubrimiento de la orientación sexual, el sexo, el género, la identidad de género, la expresión de género o el sexo asignado de la víctima. EFE/Archivo

Nueva York, 19 jun (EFE).- La Asamblea del Estado de Nueva York aprobó este miércoles un proyecto de ley para poner fin a la utilización por parte de las defensas de agresores a gais y transexuales su «pánico de género» como una herramienta legal para recibir atenuantes en sus condenas.

Bajo la ley actual, el uso de la defensa de «perturbación emocional extrema», en algunos casos, puede usarse para reducir un cargo de asesinato.

Con este cambio en la ley, los acusados ya no podrán tratar de reducir el cargo por asesinato basándose en el descubrimiento de la orientación sexual, el sexo, el género, la identidad de género, la expresión de género o el sexo asignado de la víctima.

«Es inconcebible que la orientación sexual o la identidad de género de una víctima se pueda usar para reducir la pena por el comportamiento violento de una persona», dijo en un comunicado el presidente de la Asamblea, Carl Heastie.

«Esta legislación garantiza que una persona que comete un asesinato basándose en nociones discriminatorias no podrá usar tales motivos discriminatorios como defensa para obtener un cargo reducido por violencia contra un miembro de la comunidad LGBTI», enfatizó Heastie.

«La homofobia o la transfobia no es una excusa razonable o aceptable para atacar o asesinar a una persona», dijo por su parte el asambleísta Daniel O’Donnell, que agregó: «Permitir esta vergonzosa manipulación de nuestro sistema de justicia es una afrenta a los derechos por lo que tanto han luchado de los gais y trans neoyorquinos».

Según la ley actual, un acusado de matar a una persona gay, lesbiana o transgénero puede afirmar que sus acciones fueron provocadas por una perturbación emocional extrema al darse cuenta de la orientación sexual o identidad de género de la víctima.

La legislación aprobada este miércoles aclarará que el descubrimiento de la orientación sexual o la identidad de género de una persona no pueden plantearse como una defensa afirmativa del asesinato para reducir la culpabilidad del acusado.