Ministro argentino dice que es «inusual» revisar la causa contra Fernández

En la imagen, el ministro de Justicia de Argentina, Germán Garavano. EFE/Archivo

Buenos Aires, 15 may (EFE).- El ministro de Justicia argentino, Germán Garavano, aseguró este miércoles que la decisión de revisar el cuerpo principal de la causa «Vialidad» contra la expresidenta Cristina Fernández, anunciada ayer y que podría suponer el retraso del juicio, es «un fallo muy inusual con un condimento político».

La vista oral contra Fernández por presuntas irregularidades en la adjudicación de obra pública tenía su inicio previsto para el próximo 21 de mayo, aunque tras la decisión tomada ayer por la Corte Suprema de Justicia de revisar el expediente para determinar si existen errores procesales podría postergarse el comienzo del proceso, lo que no gustó a Garavano.

«Es un fallo muy inusual que obviamente tiene un condimento político muy grande. Es una decisión muy escueta de la Corte, el requerimiento de un expediente. Lo que sí preocupa es que impide la realización de un juicio oral, que es lo que había fijado el sistema de Justicia, que los fiscales acusen y las partes involucradas se defiendan», afirmó en declaraciones a Radio Mitre.

El titular de Justicia afirmó que esta medida «parece impedir la realización de un juicio oral a una semana de ser realizado».

«Pareciera que lo que quieren es que no se realice el juicio», añadió el ministro, quien además explicó que la «Oficina Anticorrupción se ha presentado y le ha pedido al Tribunal Oral que igual realice el juicio, pero es una decisión del Tribunal».

En la misma línea se mostró el abogado y exconsejero de la Magistratura Alejandro Fargosi, quien calificó de «escándalo» la decisión de la Justicia.

«Lo que hizo la Corte es un escándalo. Es lo que nunca hay que hacer, que es meterse en un expediente. Es lo contrario a lo que tiene que pasar a la Argentina moderna para que no seamos la vergüenza de Sudamérica», destacó en declaraciones a Radio Mitre.

La causa «Vialidad» investiga, entre otros, a la expresidenta Fernández (2007-2015) y al que fuera ministro de Planificación durante el kirchnerismo, Julio de Vido, por la presunta dirección de obra pública en favor del detenido empresario Lázaro Báez.