Irán niega haber intentando impedir el paso del petrolero británico en Ormuz

A handout photo made available by the British Ministry of Defence shows HMS Montrose, a Type 23 frigate sailing at speed during Exercise Cougar 12 in the Mediterranean Sea, 10 October 2012 (issued 11 July 2019). According to media reports, Iranian boats tried to intercept British Heritage, a British oil tanker, before being driven off by HMS Montrose. (Reino Unido) EFE/EPA/JOEL ROUSE / MOD CROWN COPYRIGHT

Teherán, 11 jul (EFE).- La Fuerza Naval de los Guardianes de la Revolución de Irán negó hoy haber intentado impedir el paso del petrolero The British Heritage en el estratégico estrecho de Ormuz, como reclaman el Reino Unido y Estados Unidos.

«En las últimas 24 horas no ha habido encuentros inesperados con embarcaciones extranjeras, incluidas embarcaciones británicas», declaró la Armada del cuerpo militar de élite en un comunicado.

Según la nota, sus patrullas en el golfo Pérsico se llevan a cabo de acuerdo con «los métodos de rutina y las misiones ordenadas con inteligencia y precisión».

Esta fuerza de los Guardianes de la Revolución alertó, no obstante, de que en el caso de recibir una orden de incautación de buques extranjeros, está preparada para «hacerlo de manera inmediata, firme y rápida».

Por su parte, el Ministerio de Defensa británico alegó hoy que tres embarcaciones iraníes intentaron impedir el paso del buque comercial British Heritage por el estrecho de Ormuz.

Esto obligó a la fragata HMS Montrose a tomar posición entre las embarcaciones iraníes y el British Heritage y hacer una advertencia verbal a los barcos iraníes, que entonces se apartaron, según el portavoz de Defensa.

En los últimos meses se han registrado varios incidentes en el golfo Pérsico, donde petroleros y buques de carga fueron blanco de ataques de los que Washington responsabilizó a Teherán, que rechazó cualquier implicación en los mismos.

Además, el pasado 20 de junio, los Guardianes de la Revolución, cuerpo militar de élite designado recientemente grupo terrorista por EEUU, derribaron un dron estadounidense que, según Teherán, entró en su espacio aéreo para tareas de espionaje.

La tensión entre Irán y EEUU ha escalado en los últimos meses y se ha trasladado fuera del golfo Pérsico, implicando al Reino Unido, cuyas fuerzas detuvieron la semana pasada a petición estadounidense un petrolero iraní en Gibraltar.

Las autoridades de Gibraltar sostienen que el buque llevaba petróleo a Siria, lo que viola las sanciones impuestas por la Unión Europea, pero Irán niega que el país árabe fuera su destino.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, manifestó ayer que el Reino Unido ha creado «inseguridad en los mares» con la detención del petrolero en Gibraltar, y advirtió de «consecuencias».

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion