Fijan para febrero juicio a hombre que arrolló y mató a diez peatones en Canadá

Imagen de archivo de una persona deposita flores en el lugar en el que una furgoneta atropelló el pasado lunes a varias personas en Toronto (Canadá). EFE/Archivo

Toronto (Canadá), 19 jun (EFE).- El juicio contra Alek Minassian, acusado de matar a 10 personas y herir a otras 16 en un ataque en el que arrolló con una furgoneta a los peatones en el centro de Toronto (Canadá) en abril de 2018, se celebrará en febrero próximo, determinó este miércoles una jueza canadiense.

La jueza Anne Molloy también aceptó la solicitud del abogado defensor de Minassian para que el presunto autor del ataque, que ha sido vinculado con la ideología misógina «incel», sea juzgado por un juez y no por un jurado.

Minassian, que se encuentra detenido desde el día del ataque, el 23 de abril de 2018, compareció brevemente ante la jueza Molloy en un tribunal de Toronto.

El abogado defensor de Minassian, Boris Bytensky, declaró tras la decisión de Molloy que tanto la fiscalía como su cliente «han aceptado un juicio sin jurado, con solo el juez, lo que no es habitual en casos de homicidio y requiere la aprobación de la fiscalía».

Bytensky había solicitado que el juicio se celebrase fuera de Toronto dada la publicidad del caso, pero tras la decisión de Molloy de aceptar que Minassian no sea juzgado por un jurado, el abogado retiró la petición y el juicio se celebrará a partir de febrero de 2020 en la ciudad canadiense.

El 23 de abril de 2018, Minassian, de 26 años, alquiló una furgoneta y recorrió durante 1,3 kilómetros la calle Yonge, una de las principales calles de Toronto, arrollando a los transeúntes que caminaban por las aceras.

Minutos después, un agente de Policía localizó a Minassian y procedió a arrestarle.

En vídeos grabados por transeúntes se oye a Minassian solicitar repetidamente al agente de Policía Ken Lam que le disparase en la cabeza e incluso gesticula en varias ocasiones como si tuviese un arma en la mano, apuntando al agente.

Tras percatarse de que Minassian solo llevaba un teléfono móvil en sus manos, Lam le arrestó sin incidentes.

Las autoridades canadienses han descartado que Minassian formase parte de un grupo terrorista a pesar de la similitud del ataque con otros atentados realizados en Europa.

Poco antes de la masacre, Minassian colgó en su página de Facebook un mensaje misógino en el que declaró: «la rebelión incel ha empezado. Derribaremos todos los Chads y los Stacys».

El mensaje hacía referencia a Elliot Rodger, un estudiante estadounidense que en 2014 mató a seis personas e hirió a otras trece en un ataque cerca de la Universidad de California.

Rodger acusó a las mujeres de convertirle en un «incel», un término que significa «célibe involuntario» y que desde entonces se ha convertido en una subcultura misógina.

Ocho de las diez víctimas mortales de Minassian eran mujeres.