980x200

Putin defiende a Asad de las acusaciones del ataque químico contra civiles

SIRIA CONFLICTO RUSIA | 09 de abril de 2018

El presidente ruso, Vladímir Putin, durante una reunión hoy en Moscú (Rusia). EFE/Michael Klimentyev

Moscú, 9 abr (EFE).- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, defendió hoy al régimen sirio de Bachar al Asad de las acusaciones de que ha perpetrado un nuevo ataque químico contra su población en el bastión opositor de Duma.

En conversación telefónica con la canciller de Alemania, Angela Merkel, Putin calificó de "inadmisibles" las declaraciones de que Damasco está detrás de ese supuesto ataque, que calificó de "provocaciones" y "especulaciones".

Putin, que también abordó hoy ese asunto con otro enemigo acérrimo de Asad, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, salió así al paso del aluvión de condenas occidentales de un incidente en el que murieron al menos 42 civiles y otros 500 habrían resultado heridos.

En unas declaraciones sin precedentes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, responsabilizó el domingo al jefe del Kremlin y a Irán de "respaldar al animal de Asad", y hoy adelantó que tomará una decisión sobre los pasos a dar en las próximas 24 ó 48 horas.

El Departamento de Estado ya pidió a Moscú que ponga fin "de inmediato" a su apoyo "incondicional" al régimen y hoy el Pentágono no descartó una posible acción militar contra Damasco como ocurriera hace precisamente un año tras otro presunto ataque químico sirio contra la localidad de Jan Shijún.

Entonces, Putin calificó de "agresión" el lanzamiento por parte de la Armada estadounidense de 59 misiles Tomahawk contra la base aérea siria de Shayrat.

Sea como sea, Rusia se mantiene en sus trece. Los militares rusos desplegados en Siria negaron desde un primer momento el ataque químico y acusaron a Washington de entorpecer la liberación de Duma y de "intentar justificar posibles ataques militares desde el exterior".

"Para eso se utiliza el tema preferido de Occidente que es el uso de armas químicas por parte de las fuerzas gubernamentales sirias", dijo el general Yuri Yevtushenko.

Los militares rusos se mostraron dispuestos a enviar a la zona a expertos militares en lucha radiactiva, química y biológica para confirmar que las acusaciones eran "fabricadas".

"En ese lugar ya han estado nuestros especialistas militares y también los representantes sirios de la Media Luna Roja (...). No han encontrado allí ningún rastro de empleo de cloro o del uso de otra sustancia química contra civiles", dijo hoy el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en rueda de prensa.

Destacó también que la filial siria de la Media Luna Roja es una fuente fiable, ya que tiene "una buena reputación" entre las organizaciones internacionales, incluida la ONU.

A renglón seguido, la Media Luna Roja siria informó de que en las últimas 48 horas no había detectado ningún caso de intoxicación química entre la población civil.

"Nuestros militares que están sobre el terreno lo advirtieron en varias ocasiones, que se prepara una gran provocación, y el Gobierno sirio también lo dijo, con el fin de culpar a Damasco del uso de armas químicas contra la población civil", agregó Lavrov.

El jefe de la diplomacia rusa aseguró que el objetivo era lanzar "una colosal campaña antisiria" que, según él, también ha salpicado a Rusia, a la que se acusa de "proteger a un régimen criminal".

Lavrov puso en duda la credibilidad de la Defensa Civil Siria, también conocida como los "cascos blancos", la organización que denunció el ataque contra Duma.

Denunció que, sin que hubiera tiempo de recabar pruebas, las cancillerías occidentales ya hayan lanzado el "eslogan" de que el régimen es el responsable del ataque y que "ya que Rusia e Irán lo apoyan, ellos también son culpables".

Insistió en que Rusia está favor de investigar el ataque, pero no de una investigación que persiga llegar "a un punto concreto y ese punto sea que Asad lo hizo con ayuda de Putin".

También criticó la "inusitada celeridad" con la que Trump y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, "se intercambiaron pruebas" de que las armas químicas fueron empleadas por el régimen sirio.

En cuanto a una posible acción militar de EEUU en el país árabe, advirtió que Rusia ha contraído "obligaciones" con "el gobierno legítimo de Siria", donde los rusos cuentan con dos bases militares y sistemas antimisiles.

A su vez, el Centro de Reconciliación Ruso en Siria emitió un comunicado en el que los médicos del hospital de Duma dijeron que no habían admitido ningún enfermo con síntomas de intoxicación química.

"Trabajo en el hospital de la ciudad de Duma desde 2015, desde el inicio de las acciones militares. Entre el 6 al 8 de abril en el hospital admitimos pacientes sólo con heridas de metralla y lesiones habituales. Ni una sola persona con intoxicación química", señaló un médico.

Contenido relacionado

Moscú condena "uso indiscriminado" de fuerza contra civiles palestinos

Moscú, 9 abr (EFE).- El Gobierno de Rusia condenó hoy el "uso indiscriminado" de la fuerza contra los palestinos por parte de Israel en la Franja de Gaza, lo que calificó de "absolutamente inadmisible".

"Consideramos absolutamente inadmisible el uso indiscriminado de la fuerza contra la población y reiteramos la llamada a palestinos e israelíes de evitar pasos que puedan llevar a una mayor escalada de la tensión", dice un comunicado de Exteriores ruso.

Moscú respaldó además las demandas de una investigación "independiente y transparente" de los incidentes en Gaza que se saldaron en los últimos días con la muerte de varios civiles.

A la vez, la nota indica que la causa de "los brotes periódicos de violencia y confrontación" en la zona radica en la falta de avances en el proceso de arreglo palestino-israelí.

En este sentido, Exteriores ruso urgió a adoptar "esfuerzos políticos concretos" para lograr una paz sólida entre las partes enfrentadas con base en el derecho internacional y las conocidas resoluciones de Naciones Unidas.

El pasado viernes en Gaza fallecieron al menos diez personas, incluido un periodista, en las manifestaciones junto a la frontera de la Franja con Israel.

La tensión en la zona ha ido en aumento desde el inicio el pasado 30 de marzo de la Gran Marcha del Retorno, una movilización que reclama el derecho al retorno de los refugiados palestinos.

Diferentes organizaciones de derechos humanos han condenado lo que consideran un excesivo uso de la fuerza por parte de Israel y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha pedido que se abra una investigación independiente de lo ocurrido.

Según el ministerio ruso de Exteriores, "el número total de los palestinos muertos en protestas de las últimas dos semanas asciende a 30 personas" y "más de un millar fueron intoxicados con gases lacrimógenos o resultaron heridos".

El alto comisionado de la ONU acusa al mundo de cerrar los ojos ante los ataques químicos

Ginebra, 9 abr (EFE).- El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, acusó hoy a la comunidad internacional de cerrar los ojos y no responder de manera enérgica a los ataques químicos en Siria, de los que el organismo multilateral ha contado al menos 35 desde el comienzo de 2013.

"Después de décadas en las que pensábamos haber erradicado con éxito el uso de armas químicas y biológicas, el mundo simplemente no reacciona mientras que su uso se está normalizando en Siria", señaló Zeid en un comunicado acerca del último presunto ataque químico este sábado en la ciudad siria de Duma y antes de que el Consejo de Seguridad de la ONU se reúna de urgencia para abordar este asunto.

Cerrar colectivamente los ojos ante este eventual nuevo uso de "una de las armas más horribles ideadas jamás por el ser humano es increíblemente peligroso", recalcó el alto comisionado.

El jordano subrayó que la respuesta del mundo a los ataques químicos en Siria hasta ahora han sido "palabras vacías, condenas débiles y un Consejo de Seguridad paralizado por el uso del veto".

"El mundo, y en particular los Estados con veto tienen que despertar y tienen que hacerlo rápidamente ante el irreparable daño que se está causando a una de las plataformas más importantes para el control de armas y la prevención del sufrimiento humano", destacó Zeid en referencia a la Convención sobre las Armas Químicas, que han firmado 192 países y que ha ratificado incluso Siria en 2013.

Pese a ello, en Siria se han empleado armas químicas "en al menos 35 casos separados desde comienzos de 2013", recalcó Zeid sobre las verificaciones efectuadas por la Comisión de Investigación de la ONU sobre Siria, aunque desde su publicación en septiembre de 2017 se cree que ha habido "varios ataques químicos sospechosos más".

"Las condenas verbales son altamente insuficientes y el fracaso miserable de incluso investigar apropiadamente cada una de las alegaciones sobre ataques químicos (cometidos presuntamente) por todas las partes en el conflicto alienta aún más el uso de tan despreciable arma y socava la legitimidad el orden jurídico internacional", enfatizó el alto comisionado.

"Las partes en conflicto y sus aliados, incluidos los grupos extremistas, han abierto la puerta ampliamente al uso de estas horribles armas. Puesto que ha habido cero rendición de cuentas para crímenes (ataques) pasados, han seguido empujando la puerta y poniendo a prueba la capacidad del mundo de reaccionar", sostuvo.

Zeid recalcó que una serie de estados "muy poderosos están directamente implicados en el conflicto sirio y aún así han fracasado completamente a la hora de parar esta amenazante regresión hacia un mundo en el que haya armas químicas para todos".

"Las consecuencias pueden ser nefastas para todos nosotros en las próximas décadas", insistió.

USA News