980x200

Los cafeteros colombianos ven necesario aumentar su producción en tres millones de sacos

COLOMBIA CAFÉ | 05 de diciembre de 2017

En la imagen, el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Roberto Vélez. EFE/Archivo

Manizales (Colombia), 5 dic (EFE).- Colombia debe aumentar la producción anual de café en tres millones de sacos si quiere mantener la participación del 12 % en los mercados mundiales, dijo hoy el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) de Colombia, Roberto Vélez.

"Si uno quiere ser el 12 % de ese pastel nuevo, debe producir entre 2 y 3 millones de sacos más, lo que implicaría pasar de 14 a casi 17 millones de sacos (al año) a 2030", dijo Vélez al rendir su informe de gestión en el Congreso Nacional de Cafeteros que reúne en Manizales (centro) a 90 delegados de 15 regiones de Colombia y en el que se discute el estado actual y futuro del gremio.

Vélez recordó que el consumo mundial del grano crece a niveles de dos millones de sacos al año.

Indicó que lo ideal es que el país cafetero logre los rendimientos de departamentos como Caldas, Antioquia, Risaralda y Huila, en donde se recolectan hasta 21 sacos por hectárea.

Detalló que si se sube el promedio de 18 a 21 sacos, tres sacos más por hectárea, en las 930.000 hectáreas que hay sembradas en la actualidad "tendríamos una respuesta adecuada de manera progresiva para ir cubriendo la demanda que vaya surgiendo para el café colombiano producto del crecimiento del consumo mundial".

Para incrementar la productividad, dijo Vélez, la Federación impulsa la siembra de nuevas variedades que además de ser resistentes a la plaga de la roya también dan un mayor rendimiento por hectárea hasta llegar a los 17 millones de sacos anuales "por allá en 2030", apostilló el dirigente cafetero.

En materia ambiental, Vélez reveló que la caficultura colombiana absorbe más dióxido de carbono, 4 millones de toneladas, que el que emite, unas 700.000 toneladas, lo que arroja un balance positivo de 3,3 millones de toneladas.

De otro lado, Vélez aseguró que las lluvias que han afectado al país en los últimos meses también influyeron para que la producción cafetera cayera.

Según un reciente informe de la FNC, la producción de café disminuyó en un 2 % entre enero y noviembre de este año al pasar de 12,6 millones de sacos frente a los 12,9 millones de sacos cosechados entre enero y noviembre de 2016.

En noviembre pasado, explicó la FNC, "la cosecha se redujo 349.000 sacos, al pasar de los 1,65 millones de sacos de 60 kilos recogidos el año pasado a los 1,30 millones de sacos actuales.

En los últimos 12 meses, comprendidos entre diciembre de 2016 y noviembre de 2017, Colombia ha tenido una cosecha cafetera de 13,96 millones de sacos.

Contenido relacionado

Los cafeteros colombianos, en alerta por el cambio climático y la falta de mano de obra

Manizales (Colombia), 5 dic (EFE).- Los caficultores de Colombia no están preparados para afrontar una nueva crisis generada por el cambio climático o por la escasez de la mano de obra, alertó hoy un dirigente del gremio durante el primer día del 85 Congreso Nacional Cafetero.

En su intervención, el primer vicepresidente del 85 Congreso Nacional Cafetero, Luis Montealegre Guzmán, aseguró que los cafeteros no están preparados "para afrontar una nueva crisis, por variabilidad climática o por la volatilidad, que traiga consigo la caída de la producción o en los precios".

Como consecuencia de las fuertes y constantes lluvias en gran parte del país, la producción de café de Colombia en lo corrido del año cayó el 2 %, al superar los 12,6 millones de sacos frente a los 12,9 millones de sacos cosechados entre enero y noviembre de 2016.

Montealegre agregó que de momento el gremio tampoco tiene "alternativas frente a la escasez de mano de obra y los altos costos de formalización laboral y bancaria".

A estas inquietudes dijo que se deben sumar otras que tienen que ver con no contar con mecanismos de estabilización de precios y seguros de cosecha ni disponer de un adecuado mecanismo que garantice el uso de las ventas a futuros de café.

Igualmente, dijo que los cafeteros requieren de precios que retribuyan los costos de producción y de formalización laboral y acceso a seguridad social.

De otro lado, pidió al Gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, inversión para el mejoramiento de las vías terciarias en las regiones cafeteras de Colombia pues en el país más de 560.000 familias devengan el sustento del sector cafetero.

El Congreso Nacional de Cafeteros arrancó hoy con la presencia de 90 delegados de 15 regiones de Colombia y en él se discuten el estado actual y el futuro del gremio.

USA News