980x200

Hernández confirma el fin de la huelga de policías y promete mejores condiciones

HONDURAS ELECCIONES | 05 de diciembre de 2017

Fotografía cedida del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández (d), quien habla hoy, martes 5 de diciembre de 2017, durante una conferencia de prensa este, 5 de diciembre de 2017, en Tegucigalpa (Honduras). EFE/Presidencia de Honduras

Tegucigalpa, 5 dic (EFE).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, confirmó hoy el fin de la huelga de un grupo de policías y prometió mejorar las condiciones de vida de los miembros de la carrera policial.

Un grupo de agentes de la fuerza especial Cobras de la Policía de Honduras se declaró el lunes en huelga de "brazos caídos" supuestamente por la crisis política en el país, agudizada desde el pasado miércoles con el inicio de protestas de la oposición que denuncia un supuesto fraude en los comicios del pasado 26 de noviembre.

"Se ha resuelto una situación interna que se presentó a nivel de la escala básica (rango menor) de la Policía Nacional, particularmente en algunas unidades", dijo Hernández este martes en una comparecencia ante la prensa en la Casa Presidencial.

Señaló que la huelga de "brazos caídos" de agentes de la fuerza especial Cobras le permitió al Gobierno hacer un diagnostico para conocer "ciertas deficiencias y problemas que han sufrido nuestros policías de manera inveterada por mucho tiempo".

"Saben que hemos iniciado un proceso de reestructuración de la Policía y el eje importante es construir las condiciones de dignidad para su desempeño", enfatizó Hernández, quien se convertirá en el primer presidente hondureño en reelegirse en el cargo.

Enfatizó que su Gobierno busca "dignificar la carreta policial y mejorar sus condiciones laborales y de vida" y eso forma parte de "la construcción de una nueva policía".

El gobernante anunció que su Administración continúa trabajando en un plan para otorgar un "salario digno" a los policías, así como en un proyecto de vivienda.

"La idea es que nuestros policías tengan esa posibilidad de vivir dignamente y en comunidad de operadores de justicia o de policías", apuntó.

El Gobierno hondureño busca "fortalecer" el profesionalismo de los policías y operadores de justicia, dijo el presidente Hernández, quien señaló que la huelga de los agentes se produjo después de que un oficial, al que no identificó, les afirmó que no había dinero para pagar el salario de diciembre y el aguinaldo navideño.

Anunció, además, que en las últimos horas conversó con varios policías, a quienes les expresó que el pueblo hondureño "les reconoce su labor", y les prometió que tendrán mejores "condiciones dignas".

"Una vez que el servidor público tenga resuelto esa aspiración legítima de vivir dignamente y que su familia también, vamos a tener un policía entusiasmado con todo su buen afán de hacer su trabajo como corresponde y eso es parte de la Policía que estamos construyendo", explicó.

Más temprano, las autoridades de la Secretaría de Seguridad informaron en un comunicado que los policías recibirán este diciembre un "incremento salarial significativo", cuyo monto no precisaron las autoridades de la Policía Nacional.

Al levantar la huelga, los policías abogaron por "la pronta solución a la crisis política" en Honduras derivada de la denuncia de un supuesto fraude contra el candidato presidencial de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla, quien propuso la revisión de todas las actas electorales.

Nasralla, quien se declaró presidente electo el mismo día de las elecciones, afirmó este martes que la Alianza de Oposición no asistirá a cotejar las 5.179 actas electorales que ha venido exigiendo porque el organismo electoral no les ha cumplido con las once peticiones que hicieron la semana pasada.

Además, volvió a proponer celebrar una segunda vuelta electoral en Honduras, figura que no existe en la ley nacional, entre él y el presidente Hernández, quien se impuso con el 42,98 % de los votos, para elegir al nuevo gobernante.

Nasralla, quien ha reiterado que no aceptará los resultados de los comicios, obtuvo el 41,39 % de los votos, según el último reporte oficial.

Contenido relacionado

Policías hondureños levantan la huelga declarada en medio de la crisis poselectoral

Tegucigalpa, 5 dic (EFE).- Los policías hondureños, que estaban en huelga presuntamente por la crisis política en el país derivada de la denuncia de un supuesto fraude en los comicios del 26 de noviembre, levantaron hoy la medida para dialogar con el ministro de Seguridad, Julián Pacheco.

"Tendremos una mesa de diálogo con las máximas autoridades, tocaremos los puntos para desistir de esto y volver a la normalidad", dijo a periodistas el portavoz de los manifestantes, Carlos Carías.

Señaló que la Policía Nacional "regresará a sus funciones porque el pueblo hondureño nos paga para eso, nos debemos al pueblo y cada policía volverá a tomar su rol porque nuestro pueblo no puede estar desprotegido".

Agentes de la fuerza especial Cobras de la Policía Nacional de Honduras, que el lunes declararon una huelga de "brazos caídos", afirmaron que su protesta "no es por dinero", sino por "una causa justa".

"El tema nuestro no es de dinero, se trata de la paz de nuestro pueblo y que esta crisis política tenga un fin ya, pero eso no es asunto nuestro, lo políticos deben resolver sus problemas", añadieron.

Las autoridades de la Secretaría de Seguridad informaron en un comunicado que los policías recibirán este diciembre un "incremento salarial significativo", cuyo monto no precisaron las autoridades de la Policía Nacional.

Señalaron que a partir de las 14.00 hora local de este martes (20.00 GMT) se pagarán 179 millones de lempiras (unos 7,5 millones de dólares) en aguinaldo a los agentes, quienes también recibirán "un bono electoral" por el trabajo realizado previo y durante las elecciones.

Los policías también solicitaron que ninguno de sus miembros sea "removido" de su unidad asignada y que los altos mandos de la Policía Nacional "no tomen represalias" contra ellos.

Además, abogaron por "la pronta solución a la crisis política" en Honduras derivada de la denuncia de un supuesto fraude contra el candidato presidencial de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla.

La crisis se agudizó el pasado miércoles, cuando simpatizantes de la oposición iniciaron protestas en las calles contra el presunto "fraude" a Nasralla, quien con anticipación dijo que no aceptará los resultados de las elecciones del 26 de noviembre.

La oposición exige al Tribunal Supremo Electoral (TSE) la revisión de 5.179 actas en las que alegan esta el "fraude" a Nasralla para favorecer al candidato del Partido Nacional y presidente del país, Juan Orlando Hernández.

Con un global del 99,98 % de las mesas electorales procesadas, el Hernández, quien se convertirá en el primer presidente en reelegirse en el cargo, se impuso con el 42,98 %, frente al 41,38 % de Nasralla, quien en la víspera hizo un llamamiento a la "desobediencia civil".

El organismo electoral todavía no puede declarar presidente electo a Hernández porque, según la Ley Electoral, lo que procede ahora es recibir las impugnaciones para las fórmulas de gobernante, diputados y alcaldías.

USA News