980x200

Mauricio de Sousa, el visionario de 82 años detrás de "Mónica y sus amigos"

BRASIL CULTURA | 04 de diciembre de 2017

Sao Paulo, 4 dic (EFE).- Con 82 años, Mauricio de Sousa es el visionario brasileño detrás del universo de "Mónica y sus amigos" ("Turma da Mônica", en portugués) que hoy se expande por el mundo en su empeño por formar lectores a través del lenguaje del cómic y de algo tan sutil como "los sonidos de las emociones".

De Sousa (Santa Isabel, 1935) empezó a hacer garabatos en los cuadernos de la escuela y hoy es el dueño de un imperio basado en más de 400 personajes, algunos tan carismáticos como Mónica, Cebolinha, Magali, Cascão, Chico Bento u Horácio, entre otros.

Entre cómics y tiras de periódico, sus creaciones llegan a cerca de 30 países y las nuevas tecnologías le permiten alcanzar sitios que nunca hubiera imaginado.

"La clave del éxito tal vez sea la humanidad que existe en nuestros guiones", afirma De Sousa en una entrevista con Efe en sus estudios de Sao Paulo, desde donde salen 1.200 páginas de viñetas por mes.

Con una presencia en Brasil mayor que la todopoderosa Disney, su factoría ya superó la desorbitante cifra de 1.000 millones de revistas publicadas y será uno de los protagonistas del Comic-Con Experience de Sao Paulo, que se celebrará entre los próximos días 7 y 10.

"Siempre hablamos la lengua del día y la hora. Estamos atentos a hábitos y costumbres en mutación, por eso nuestro material no envejece", desvela este dibujante paulista, padre de diez hijos -aunque uno falleció el año pasado de un infarto- fruto de cuatro matrimonios.

Su cabeza es un constante ir y venir de ideas y en ese trasiego se dio cuenta de que los idiomas eran una "barrera" para hacer llegar las aventuras de "Mónica y sus amigos" al resto del mundo.

"Como cuando intentaron hacer la Torre de Babel, nunca llegaron a la punta porque no se entendieron", aprecia.

A partir de esa premisa, desarrolló "Mónica Toy", un producto en animación 2D basado en escenas de corta duración en los que no faltan las triquiñuelas de Cebolinha para perturbar a Mónica y la respuesta brava y temperamental de esta, convertida en un icono para algunos sectores feministas.

Divulgados desde 2013 a través de YouTube, en el primer semestre de este año alcanzaron más de 2.300 millones de visualizaciones, la mayoría en países inexplorados para él como Rusia, México, Estados Unidos y Bulgaria.

"La estrategia que usamos fue la de no colocar nada en portugués, ni en ninguna otra lengua. Cuando planteé eso me dijeron que no iba a ser exitoso", confiesa.

En ese formato, solo usa onomatopeyas de animales ("El perro ladra de la misma forma en todo el mundo"), música y "los sonidos de la vida" (¡Ay! ¡Uy! jaja), es decir, "los sonidos de las emociones", detalla.

Considerado el mayor formador de lectores de Brasil, De Sousa centra también sus esfuerzos en los hijos de las familias inmigrantes que se instalan en Japón, muchos de los cuales tienen un bajo rendimiento escolar por la dificultad para comunicarse.

"Los hijos no saben japonés, el padre tampoco y hay una falta de información entre todos (...) Algunos son tachados de autistas", asegura.

La idea es repartir entre los niños inmigrantes una cartilla educativa utilizando sus personajes que recoja, tanto en su lengua nativa -quieren alcanzar 17 idiomas- como en japonés, "todo lo necesario" para conocer las costumbres, así como sus derechos y deberes.

"El problema es tan grave que algunos crecen abandonados y muchos de ellos fueron al crimen (...) Queremos ver si colocamos una vacuna contra eso", remarca.

Sus personajes han protagonizado en el último medio siglo decenas de campañas sociales, como cuando los presentaron rapados para apoyar a los niños con cáncer. No en vano Mónica se convirtió en 2007 en embajadora de Unicef, la primera vez que un personaje infantil recibía esa distinción.

De Sousa aumentó el espectro de su público con la revista "Turma da Mônica Jovem", con personajes ya en plena adolescencia, y además cuenta a Neymar entre sus socios en diferentes campañas.

En el horizonte tiene muchos más proyectos, como "Laços", la película con personajes de carne y hueso que está en proceso de producción.

"No pienso jubilarme", dice este genio, que aún le dedicó tiempo en el pasado a inventar objetos como una televisión con olor que "patentó por el mundo entero".

Carlos Meneses Sánchez

USA News