980x200

Vodafone pierde un 16,5 % más por la reducción del valor de su negocio indio

VODAFONE RESULTADOS | 16 de mayo de 2017

Londres, 16 may (EFE).- La compañía británica de telefonía móvil Vodafone perdió 6.297 millones de euros en su último año fiscal, cerrado en marzo, un 16,5 % más que en el ejercicio anterior, tras una reducción del valor nominal de su negocio indio.

El beneficio operativo de Vodafone se incrementó un 182,2 % en ese periodo, hasta 3.725 millones de euros, frente a los 1.320 millones de euros obtenidos el año anterior, indicó la empresa, que destacó el crecimiento en mercados emergentes.

Los ingresos se vieron reducidos en el periodo un 4,4 % hasta situarse en 47.631 millones de euros, mientras que el beneficio antes de impuestos fue de 2.792 millones de euros, frente a las pérdidas brutas de 190 millones de euros en el periodo anterior.

Según Vodafone, la deuda neta de la empresa aumentó un 8,2 % hasta 31.169 millones de euros en el año fiscal.

El dividendo final aumentó el 2,0 %, con lo que el dividendo total por acción se situó en 14,77 céntimos.

El gigante de la telefonía móvil, que opera en 26 países, redujo el valor de su unidad india en 3.700 millones de euros después de que estallase el año pasado una guerra de precios.

Esto llevó a que el pasado marzo, la empresa de telefonía móvil anunciase un acuerdo para fusionar Vodafone India con Idea Cellular en India, que facilitará la creación de Digital India.

La reducción del valor de su negocio indio respondió a los problemas por la aparición de un nuevo competidor, Jio, en un mercado que en el pasado fue muy competitivo.

La nueva red Jio ha sacado a rivales del mercado al ofrecer llamadas gratis hasta el pasado 1 de abril.

Vodafone afrontó problemas también por la competencia en el mercado británico, donde los ingresos por servicios bajaron un 17 %, y por la debilidad de la libra.

El consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao, dijo hoy que la empresa ha conseguido mejorar su rendimiento comercial y financiero durante el año, al tiempo que ha mantenido la inversión en la calidad de la red, ofreciendo planes más generosos en Europa.

También ha aumentado sus operaciones en los mercados emergentes, indicó Colao, que recalcó que Vodafone es el suministrador de banda ancha de más rápido crecimiento en Europa.

Colao ha destacado que la multa de 4,6 millones de libras (5,3 millones de euros) impuesta el año pasado por el regulador británico Ofcom ha sido "el peor momento" para la empresa y sus consumidores, pero resaltó que los problemas operativos que provocaron esa pena -relacionada con la atención al cliente- están resueltos.

Según Ofcom, que supervisa el sector de las telecomunicaciones, la penalización respondió a dos investigaciones que revelaron, por un lado, una mala gestión de quejas de clientes y, por otro, que la empresa no había computado debidamente las recargas hechas en sus cuentas por unos 10.500 clientes con teléfonos de prepago.

Estas infracciones se cometieron entre enero de 2014 y noviembre de 2015, y diciembre de 2013 y abril de 2015, respectivamente

En el comunicado hoy a la Bolsa de Londres, Vodafone señala que el grupo ha sido demandado en España por TOT Power Control (TOT), afiliado de Top Optimized Technologies.

La medida, agrega, hace alegatos que incluyen infracciones de patente, por lo que TOT busca 500 millones de euros de Vodafone Group Plc, así como un mandato en contra del uso de la tecnología en cuestión.

En España, los ingresos por servicios de Vodafone aumentaron el 0,9 %, mientras que Vodafone One, el servicio integrado de línea fija, móvil y televisión, llegó a 2,4 millones de clientes.

Contenido relacionado

Vodafone España factura un 0,3 % más, hasta 4.973 millones, en su año fiscal

Madrid, 16 may (EFE).- Vodafone España tuvo unos ingresos totales de 4.973 millones de euros en su último año fiscal (del 1 de abril de 2016 al 31 de marzo de 2017), un 0,3 % más que en el anterior ejercicio fiscal, ha anunciado hoy la compañía.

En términos comparables, excluyendo el efecto de la financiación de terminales, la facturación creció un 5,3 %, ha precisado Vodafone España en un comunicado, en el que ha cifrado los ingresos por servicio en el periodo en 4.507 millones, un 0,9 % más (un 4 % excluyendo el efecto de la financiación de terminales).

El resultado bruto de explotación (ebitda) creció un 8,8 % hasta los 1.360 millones, lo que la compañía ha atribuido al incremento de los ingresos y al control de costes registrados en el último año.

En el último trimestre (enero-marzo), Vodafone tuvo unos ingresos de 1.220 millones, un 1,3 % más (un 5,6 % más en términos comparables), con lo que se quedó ligeramente por detrás en facturación trimestral con respecto a Orange España, que ingresó en ese periodo 1.290 millones.

Al cierre del ejercicio, Vodafone España contaba con 2,4 millones de clientes suscritos a su oferta convergente Vodafone One, 892.000 más que doce meses antes.

En el último año, el porcentaje de clientes convergentes de banda ancha fija aumentó en 5,2 puntos porcentuales, del 81,5 % al 86,7 %.

En cuanto a telefonía móvil, el año fiscal se cerró con 14,4 millones de clientes, de los que más de 11,5 millones eran de contrato y más de 7,6 millones contaban con 4G.

La cobertura 4G alcanzaba en marzo al 96,5 % de la población y se extendía a cerca de 4.400 municipios, de los cuales 985 gozaban ya de la tecnología 4G+ con velocidades de bajada que pueden alcanzar los 350 Mbps.

El objetivo es continuar ampliando esa cobertura hasta llegar al 100 por 100 y apagar hacia 2020-21 la red 3G, asignando las frecuencias utilizadas por esa tecnología al 4G, ha explicado el consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, en una rueda de prensa de presentación de resultados.

El número de clientes de fibra aumentó en 109.000 en los tres últimos meses del año fiscal para cerrar el ejercicio con más de 2,3 millones, mientras que en el conjunto del año la base de clientes de fibra subió en 317.000, un 16 % más que un año antes.

A 31 de marzo de 2017, el número de unidades inmobiliarias disponibles con fibra superaba los 18 millones, de las que más de 10 millones estaban pasadas con fibra de Vodafone o estaban incluidas en despliegues compartidos.

Vodafone acaba de alcanzar un acuerdo con Telefónica que le da acceso a la red de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) de esta última desde unas bases comerciales y no reguladadas y por un plazo de 5 años.

La previsión, tras el acuerdo con Telefónica, es llegar a 19,8 millones en el ejercicio fiscal 2017/18; a 22 millones en el ejercicio 2018/19 y a 24 millones de unidades inmobiliarias en el año fiscal 2019/20,

Coimbra ha asegurado que Vodafone tiene "la red de fibra más extensa" y "llega con la fibra al mayor número de hogares en España", incluso más que Telefónica, al disponer de toda la red de esta operadora y de la suya propia.

En banda ancha fija, el año se cerró con 3,2 millones de clientes.

La cartera de clientes de Vodafone TV aumentó en 30.000 en los últimos tres meses y a 31 de marzo de 2017 superaba los 1,3 millones, un 23 % más que un año antes.

Coimbra ha explicado que el plan estratégico para el periodo 2017/20 se basa, entre otros pilares, en avanzar en la convergencia, enriquecer la plataforma de televisión y desarrollar la estrategia digital, además de crecer en servicios digitales, con el lanzamiento de una nueva tienda online, una nueva aplicación y un nuevo servicio de marketing digital.

Vodafone desplegará fibra si es más rentable que alquilarla a Telefónica

Madrid, 16 may (EFECOM).- El consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, ha asegurado hoy que el acuerdo alcanzado con Telefónica no supone que su operadora vaya a dejar de desplegar fibra en España, opción a la que recurrirá si resulta más rentable económicamente que alquilarla.

En una rueda de prensa para presentar los resultados de la compañía en su último año fiscal, Coimbra ha afirmado que su operadora cuenta con la red de fibra más extensa del país, porque A las unidades inmobiliarias fruto de su despliegue se suman las que tiene acceso gracias al acuerdo con Telefónica.

Así, la huella a cierre del ejercicio fiscal 2016/17 es de 18,7 millones de hogares y locales, frente a los 16,9 millones previstos antes del acuerdo.

El acuerdo con Telefónico permite a Vodafone ganar acceso "inmediatamente" a las 66 ciudades consideradas competitivas, entre ellas Madrid, Barcelona y otros grandes municipios, en las que Telefónica "no tenía ninguna obligación de compartir", ha dicho Coimbra.

"El tiempo es súper importante", al igual que el tema de precios y otras cuestiones, como la posibilidad de tener más control sobre el cliente, ha recalcado.

El acuerdo, ha añadido, no significa que se ponga fin a la opción de desplegar, sino que, a partir de ahora, "la decisión de desplegar más o menos es una decisión económica al 100 por 100", ya que el acceso a hogares con fibra ya lo tienen.

"Si nos sale más barato o más interesante desplegar que alquilar, vamos a desplegar", ha subrayado, porque no hay ninguna exclusividad ni obligación en el acuerdo que impida a Vodafone hacerlo.

"No descartamos para nada desplegar red con Orange (como han hecho en el pasado) o sin Orange", ha añadido.

La "prioridad" es el despliegue de Docsis 3.1 para actualizar su red HFC y con el que se conseguirán velocidades simétricas superiores a 1 Gbps.

Este despliegue, cuya inversión no ha facilitado, se llevará a cabo en dos años, en el primero de los cuales (en el actual) se acometerá como mínimo el 70 % de la red y se dará prioridad a la velocidad de bajada y que la de subida sea competitiva, mientras que en el segundo, el próximo año, se actualizará el resto y se conseguirá 1 giga simétrico.

Sobre la compra de Telecable por Euskaltel, ha considerado que no lo consideraría como "el fin de la consolidación del sector" y que esa apreciación le parece como mínimo "precipitada".

En cuanto a la reciente oferta convergente de bajo coste anunciada bajo la marca Lowi, Coimbra ha señalado que está dirigida a un mercado que busca "la máxima conectividad al precio más bajo".

"Pensamos que ese mercado existe", ha dicho Coimbra, para quien se trata de un "mercado pequeño, pero con buena dimensión".

También se ha referido al impacto de la desaparición de los cargos por itinerancia (roaming) a partir de mediados de junio y lo ha considerado que es "menor" para su operadora, ya que las bajadas de los ingresos lo han incorporado ya al adaptar sus tarifas a la nueva situación.

"No me preocupa, no me quita el sueño. Hemos tomado medidas para mitigar este impacto", ha añadido.

Tampoco le genera preocupación el aumento previsible del tráfico en las zonas turísticas durante periodos vacacionales, al considerar que están "muy bien preparados".

Sobre el reciente ciberataque con un virus de tipo "ransomware", Coimbra ha asegurado hoy que su compañía "no ha sido afectada", pero que, pese a ello, fueron "prudentes" y adoptaron medidas preventivas, como pedir a los trabajadores que no se conectaran a internet. EFECOM

Histórico de noticias