980x200

El Gobierno de EE.UU. anunciará "en breve" un director provisional para el FBI

EEUU FBI | 11 de mayo de 2017

Washington, 11 may (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos anunciará "en breve" el nombre de la persona que sustituirá provisionalmente al ya exdirector del Buró Federal de Investigación (FBI) James Comey, despedido por sorpresa este martes por la noche.

Un alto funcionario del Departamento de Justicia, que pidió el anonimato, dijo a Efe que el esperado anuncio se producirá "en breve", pero rechazó acotar un periodo de tiempo.

El puesto de Comey se encuentra ocupado actualmente por el que fuese su "número dos", Andrew McCabe, que testificó hoy en el Comité de Inteligencia del Senado, encargado de investigar la supuesta injerencia rusa en las elecciones y si existió coordinación con la campaña del presidente, Donald Trump.

Frente al comité, McCabe se comprometió a no informar a la Casa Blanca del curso de la investigación rusa, y aseguró que "hasta el momento" el Gobierno no ha tratado de interrumpir las pesquisas, aunque se comprometió a informar a los congresistas en caso de que se produzca alguna injerencia.

El nombre de McCabe suena entre los candidatos a ocupar el puesto de director del FBI de forma provisional, pero sus declaraciones de hoy y su cercanía al exdirector del FBI le hacen un candidato en cierta medida incómodo para el Gobierno, por lo que muchos analistas apuestan por otros nombres.

El propio fiscal general, Jeff Sessions, y su "número dos", Rod Rosenstein, entrevistaron ayer a Adam Lee, un agente del FBI encargado de la oficina de Richmond (Virginia) y Michael Anderson, también del FBI y al frente de las dependencias de la agencia en Chicago (Illinois).

También se vieron con Paul Abbate, uno de los encargados de investigar crímenes en el ciberespacio dentro del FBI, y William Evanina, al cargo de las operaciones de inteligencia de la agencia para identificar y luchar contra las amenazas de terroristas y gobierno extranjeros.

Después de cubrir la necesidad inmediata de designar a una persona para dirigir el FBI, la Casa Blanca nombrará a un reemplazo permanente para Comey.

La persona designada como director del FBI deberá pasar el examen de las audiencias de escrutinio del Senado y lograr una mayoría simple para ser confirmado, una tarea complicada pues los legisladores demócratas y algunos republicanos dudan de los verdaderos motivos por los que Comey ha sido cesado.

El motivo oficial del despido de Comey es la mala gestión que hizo de la investigación sobre el uso por parte de Hillary Clinton de servidores de correo privados para comunicaciones oficiales cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

Sin embargo, la destitución de Comey ha provocado una tormenta política en el país, dado que era el encargado de liderar la investigación sobre la supuesta interferencia de Moscú en las elecciones de EEUU del año pasado y la relación entre funcionarios rusos y miembros de la campaña electoral de Trump.

Contenido relacionado

El vicefiscal general de EE.UU. se ve con senadores a cargo de la investigación rusa

Washington, 11 may (EFE).- El vicefiscal general de EE.UU., Rod Rosenstein, acudió hoy al Congreso para reunirse con los senadores que lideran el Comité de Inteligencia en la Cámara alta, encargado de investigar la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales del año pasado.

Una portavoz del Departamento de Justicia dijo a la prensa que el senador republicano Richard Burr, presidente del comité, había solicitado la reunión, a la que también está previsto que acuda el vicepresidente de esa comisión, el demócrata Mark Warner.

La reunión "no es nada inusual", afirmó la portavoz.

Sin embargo, Burr llegó a salir de un Comité de Inteligencia del Senado, donde se estaba celebrando una importante audiencia, para reunirse con el "número dos" del Departamento de Justicia.

En esa audiencia, estaba testificando el director del FBI en funciones, Andrew McCabe, quien dijo que no dará actualizaciones a la Casa Blanca sobre las investigaciones para averiguar si hubo coordinación entre el equipo de Donald Trump y el Gobierno ruso con el fin de interferir en las elecciones de EE.UU. del pasado año.

La reunión se produce en un momento de gran tensión dentro del Congreso debido al despido por sorpresa el martes por la noche del ya exdirector del FBI James Comey.

La razón oficial del despido de Comey es la mala gestión que hizo de la investigación a la demócrata Hillary Clinton, pero los demócratas y algunos republicanos creen que, en realidad, Trump está tratando de controlar la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, exigió al líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, una reunión de todos los senadores con el fiscal general, Jeff Sessions, y su "número dos", Rosenstein, para conocer las razones y circunstancias del despido de Comey.

La reunión no estaba prevista en la agenda pública del Departamento de Justicia, en la que Rosenstein solo figuraba como orador en un evento cerrado a la prensa en la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, la agencia del Departamento de Justicia encargada de controlar esas sustancias.

Trump le exigió "lealtad" a Comey y éste le ofreció "honestidad", según NYT

Washington, 12 may (EFE).- El presidente de EEUU, Donald Trump, le exigió al exdirector del FBI James Comey "lealtad" cuando llegó en enero a la Casa Blanca, pero éste tan solo le ofreció "honestidad", algo que podría haberle costado el cargo este martes, según publicó hoy el periódico The New York Times.

Sucedió durante una cena privada una semana después de la toma de posesión del 20 de enero, según explicó Comey a algunos de sus colegas, que tras su despido hablaron bajo condición de anonimato con el rotativo neoyorquino.

En un punto de la conversación, después de que Trump alardease de su victoria en las elecciones y de las "multitudes" que reunía en sus mítines, el presidente le pidió a Comey que le "jurase lealtad".

Éste rechazó esa petición y, en su lugar, le prometió que siempre sería "honesto" con él, pero insistió en que no sería "de fiar" en el sentido político del término.

Insatisfecho con la respuesta, Trump le instó hasta dos veces más a jurarle lealtad, pero Comey no cedió, siempre según la versión del exdirector del FBI.

Comey cree ahora que esa cena fue "un presagio de su caída", según el The New York Times.

Una portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo al rotativo neoyorquino que la versión del exdirector del FBI no es un "relato preciso" de lo que sucedió en la cena y que el presidente nunca le exigiría "lealtad personal", sino lealtad al pueblo y a la patria.

Trump despidió este martes a Comey alegando su supuesto mal manejo de la investigación contra Hillary Clinton por el uso de cuentas privadas de correo electrónico cuando era secretaria de Estado para comunicaciones con información confidencial.

No obstante, el despido ha generado una gran controversia, dado que Comey era el encargado de liderar la investigación sobre la supuesta interferencia de Moscú en las elecciones de noviembre y la relación entre funcionarios rusos y miembros de la campaña electoral de Trump.

Este jueves, en una entrevista con la cadena NBC, Trump dijo que Comey "es un fanfarrón" y que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) era "un descontrol" desde hacía tiempo.

USA News